pisos-y-recubrimientos

Sin categoría

¡La solución más rápida!

23 Ago , 2017  

Hola a todos los que están visitando mi blog. A los viejos acompañantes que han seguido mi trayectoria, y a los nuevos que apenas están conociéndome. Les aseguro que no se sentirán defraudados, y cada recomendación que aquí se hace sirve para algo o para alguien. ¡Así que comencemos!

Antes, les tenía pavor a los perros — sí lo sé—  soy una persona fuera de lo común. Cuando mis amigos se aventaban a estos en las calles, yo huía despavorida a la otra dirección. Cuando entraba a una casa, mi primera pregunta era si tenían perros, y créeme, cuando la respuesta era afirmativa, había veces que ni siquiera me atrevía a entrar a la casa.

Los perros que ladraban, siempre me hacían saltar como loca, por el pánico que estos me provocaban, me recomendaron un psicólogo porque ya no era posible que cada vez que aparecía una de estas criaturas yo tuviera que pasarme a la otra acera, o me quedara paralizada sin saber qué hacer.

Al final, para no hacerla de emoción, me recomendaron adquirir un perro, al principio estaba aterrada, pero luego hasta me emocioné. Primero, porque jamás había entendido la conexión del ser humano con un animal, lo que había provocado que todos mis amigos dijeran que no tenía corazón; en segundo lugar, un cachorro no podía atemorizar a nadie.

Ya estaba el permiso de mis papas, el mío también, solo había un problema. En mi casa teníamos alfombra, entonces necesitábamos una empresa confiable que pusiera piso y recubrimientos, para después poder adoptar a ese pequeño ser vivo al que iba a cuidar con todo mi ser. Estuve buscando, y al final les contaré a quién encontré: Interiorismo México. La verdad quedé encantada con sus servicios, y principalmente fueron muy rápidos.

pisos-y-recubrimientos

Al fin pude adoptar a un perrito, que no me quitó el miedo por completo, pero sí ayudó al menos a que no estuviera cruzando las calles, o saliendo corriendo de las casas ajenas por el miedo. Entendí que un ladrido no era que me quisieran atacar, solamente que estaban reconociendo una presencia nueva, o que también una mordida podía ser medida y muy cuidadosa, y tenía el significado del cariño.

Ahí es cuando te das cuenta de que no todo es material, que no todo se adquiere con tu MasterCard. Que la felicidad más pura es el cariño incondicional de otra persona o de otro ser vivo. Que no vivimos de objetos, pero sí de la compañía y el amor de otra persona.

Deja un comentario en la parte inferior de la página si te pareció interesante esta información y te responderé enseguida. Por favor, comparte con todos tus amigos en tus redes sociales si crees que a ellos les puede interesar o servir. Muchísimas gracias por leerme, y no olvides estar al pendiente de la información que estaré trayendo para ti. ¡Hasta la próxima!

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

www.000webhost.com